lunes, 3 de noviembre de 2014

Carta a la Reina Letizia contra el acoso escolar homofobico

El pasado miércoles 22 de octubre envié una carta al secretario de la Reina Letizia para que este le hiciese llegar mi mensaje a la Reina, quería trasmitirle mediante esa carta mi preocupación por el alto nivel de acoso escolar por homofobia  que hay en las aulas de los centros educativos españoles y las pocas medidas que hay para frenarlo.

Hoy lunes 3 de noviembre he recibido una contestación por parte del secretario de la Reina Letizia, en la que expone en nombre de  la Reina que "lamenta profundamente la situación que describe la carta enviada y agradece la información que le he hecho llegar".

Desde aquí mi agradecimiento máximo a la Casa Real y en especial a la Reina Letizia por el interés mostrado y la respuesta dada.

A continuación os dejo la carta que envié a la Reina Letizia.



Estimada Reina Letizia

Mi nombre es Jesús Zapata, soy un joven de 22 años de Madrid. Soy homosexual y actualmente llevo el blog, Libertad e Igualdad LGBT, que va dirigido a adolescentes que son Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales.

En primer lugar quería agradecerle el compromiso y apoyo que la Casa Real esta mostrando al invitar a asociaciones LGBT a recepciones reales. Supone un acto muy importante de visibilidad y reconocimiento a todos los que formamos parte del Colectivo LGBT español.

Me gustaría transmitirle mediante esta carta mi preocupación por el alto porcentaje de adolescentes que sufren acoso homofobico en los institutos españoles. Según un estudio que hizo la asociación COGAM, uno de cada diez estudiantes que han revelado su orientación sexual sufre agresiones físicas homofobicas en su centro educativo.

A través de mi blog recibo numerosos correos electrónicos de chicos y chicas que tienen miedo a hacer publica su orientación sexual por miedo a quedarse aislados a sufrir agresiones tanto físicas como verbales por parte de sus compañeros de clase. En los peores casos y cuando ya es demasiado tarde para actuar, se acaban suicidando debido a la alta presión producida por el acoso homofobico.

Yo mismo he sufrido acoso homofobico cuando estaba en el instituto, y a pesar de conocer mi situación el profesorado, se mostraban pasivos y no actuaban para pararlo. Por eso es necesario que para que ningún adolescente vuelva a sufrir acoso homofobico en las aulas, se debe afrontar el problema mediante protocolos específicos y formación en esta materia para el profesorado. También es necesario que los adolescentes afectados por el acoso homofobico cuenten con apoyo psicológico.


“La niñez y probablemente, más aun, la adolescencia son las etapas que más marcan en la vida”.