domingo, 18 de enero de 2015

Estrenamos canal en Youtube

Hoy nuestro blog tiene algo que celebrar con todos vosotros, hemos decidido crear un canal de Youtube en el que vamos a retransmitir información y reportajes que afecten al Colectivo LGTB.

Aquí tenéis nuestro canal de Yotube, subscribete: igualdadlgbtblog

Mientras tanto podéis disfrutar de nuestro vídeo presentación de nuestro blog y canal de Youtube

 

lunes, 5 de enero de 2015

Los peligros del uso del Popper



En los últimos años se ha hecho muy popular entre la comunidad gay el uso del Popper, hasta tal punto que se le conoce bajo el sobrenombre de “la droga de los gays”.

El Popper es el nombre genérico que designa a ciertas sustancias químicas —generalmente nitritos de alquilo como el nitrito de isopropilo, el propil nitrito y el nitrito de isobutilo, además del nitrito de amilo y el nitrito de butil — que se administran por inhalación. Se trata de líquidos incoloros y con un fuerte olor característico. El nitrito de amilo y otros alquilnitritos suelen inhalarse con objeto de aumentar el placer sexual.

Inicialmente el Popper fue usado como vasodilatador inhalado para aliviar la angina de pecho, los efectos se producen muy rápido, y su duración es muy breve. La inhalación de nitritos relaja los músculos lisos. Los músculos que rodean los vasos sanguíneos son lisos y al relajarse provocan la dilatación de estos vasos, bajando la presión arterial y aumentando el ritmo cardiaco, esto produce una sensación de calor y de euforia, que dura generalmente un par de minutos. No está claro si tiene un efecto directo sobre el cerebro.

También son músculos de fibra lisa el esfínter del ano y la vagina, por lo que se emplea durante el acto sexual para facilitar la penetración. Además incrementa la excitación y las sensaciones producidas durante la relación sexual, el uso de Popper entre los hombres puede causar dificultades para la erección, sobre todo a altas dosis.

Al tratarse de una droga, tiene graves efectos secundarios para la salud , entre ellos dolores de cabeza,  mareos, dificultades temporales de erección, riesgo de quemadura si se derrama sobre la piel, riesgo de sufrir un ataque al corazón, asfixia, arritmias, depresión cardiovascular, toxicidad hepatorenal, disfunción neurológica, irritación de las mucosas y los pulmones y dermatitis facial. El uso crónico puede provocar daños neurológicos graves.

También estudios científicos demuestran que al usar Popper hay una mayor posibilidad de ser contagiado por enfermedades sexuales, como el VIH, Hepatitis C o Sífilis entre otras; esto se produce debido a que el aumento del placer no te permite tener control sobre tu propio cuerpo.

 Para disfrutar del sexo no te hace falta arriesgar tu salud, ni tomar drogas. Recuerda esta frase: "Unos minutos de placer, pueden acarrearte años de sufrimiento".

Ahora que sabes los peligros que tiene para la salud  usar Popper ¿Lo vas a usar?.